¿Estoy a la deriva?

Suelto lo conocido para perderme.  

Estar  a la deriva es un primer paso para empezar un cambio.

Mi próximo desafío me espera.